Biografía

Biografía en primera persona del singular

Antecedentes

Creo que desde que tengo conciencia, recuerdo música en casa. Se escuchaba a The beatles (mis favoritos), Creedence Clearwater Revival, y un amalgama de grupos pop rock y cantautores españoles, Sabina, Los Secretos, Los Ilegales, Victor Manuel, Hombres G y un largo etc. Así que desde muy pequeño me sentí atraído por la música.

Con 6 años comencé a tocar la bandurria (lo sé, muy rockero todo), porque la guitarra me parecía algo gigante. Entré en la orquesta de Pulso y Púa Murcia Selección, y allí pude conocer a otros chavales con la misma pasión que yo, entre ellos Pedro (hoy conocido como el guitarrista surfero) o el luthier Jose Antonio Piornos.

Al llegar la adolescencia llegó el momento de coger la guitarra y de manera autodidacta empecé a “echarle horas”. En aquellos momentos mi banda sonora podía ser, Nirvana, Hendrix, Los Rodríguez, Queen, Led Zeppelin, en definitiva cualquier cosa que sonase rockera.

Así que con la entrada del siglo XXI llegan las primeras bandas. La primera fue Arlequín, una banda de rock duro con la que ganamos algún que otro concurso a nivel regional y sobretodo, con la que descubrí la maravillosa sensación de subirse a un escenario.

Después llegaría Tijuana Rock, banda de corte “rock setentero”, con Francis Sarabia a la voz, Pedro y un servidor a las guitarras, y Antonio Gomariz y Juan Gomariz al bajo y batería respectivamente. Con un solo EP conseguimos tocar en varios festivales nacionales y ser unos asiduos de la escena murciana.

De por medio hubieron muchas bandas de covers de rock, blues y folk, acompañé al cantautor Juan Carlos Lax, que haría que me introdujese mucho más en el mundo “Songwriter”.

En todos estos proyectos siempre milité como guitarrista y compositor pero pronto tuve que dar un paso adelante.

El Origen

Durante 2006 Francis Sarabia, cantante de Tijuana Rock, se centró en su proyecto Campillo junto al ex-Mclan, Santiago Campillo, y Tijuana Rock quedó aparcado.

Yo llevaba un tiempo introduciéndome en el universo Dylan, Tom Petty, Ryan Adams, Calamaro, Quique González, Lapido, etc, y las últimas canciones que iban saliendo, aún siendo rockeras, tenían un corte mucho más intimista, donde la historia se ponía a la par que la música, o por decirlo de otra manera, la forma y el fondo se equilibraban.

Así que cansado de ver como todos los proyectos en los que dependía de otras personas, se quedaban a medio camino, decidí tirarme a la piscina y empezar a cantar e interpretar mis propios temas.

Así surge Carlos Vudú. Cantar de cara al público era algo que jamás había hecho, y me daba un respeto y una vergüenza increíble, así que, para que no me viesen amigos y conocidos, empecé a moverme por el circuito de cantautores madrileño y pronto empecé a actuar con asiduidad en locales míticos como el Rincón del arte nuevo, Zanzibar, El Buho Real, etc. En algunas ocasiones solo, y en otras ocasiones acompañado de mi gran amigo y armonicista Javier Maillo. Juntos grabamos una primera maqueta bajo el nombre de Carlos Vudú, donde ya estaban canciones como “Mira donde estoy” o “Trozos de ti”.

Durante 2007 y 2008 me dediqué a tocar en este formato y en seguir componiendo. Cada vez me sentía más cómodo en el escenario y el estar defendiendo mis canciones solo con una guitarra y una armónica hizo que cogiese tablas. Cuando me vi capacitado para liderar un proyecto con un mínimo de garantías, decidí que era el momento de formar una banda y darle a las canciones un formato eléctrico.

El Clan Jukebox

Lo primero que tenía claro al montar la banda, es que no quería un grupo de mercenarios. Siempre he militado en bandas y quería gente que de verdad quisiera formar parte de este proyecto y sintiera el grupo como suyo. Así que empecé a llamar a amigos con los que había compartido escenario en alguna ocasión. Jesús González (Expreso 83) a la batería, y Sergio Masgrau (Paralelo 69) al bajo, fueron los primeros en incorporarse. Después de probar a bastantes guitarristas, decidí que el mejor para el puesto era mi viejo colega Pedro Teruel.

Con esta formación dimos nuestros primeros conciertos y muy pronto nos metimos a grabar un primer EP. Para la grabación quería meter unos órganos y pianos, pero no conocía a nadie. Alguien me pasó el teléfono de un teclista cartagenero llamado Lucas Albaladejo y el resto es historia.

Jesús tuvo que abandonar el barco al irse de Murcia y no poder compaginar sus estudios de batería en Barcelona con la banda. Volví a recurrir a los viejos amigos y llamé a Juan Gomariz (Tijuana Rock) para el puesto. Así quedó definido por fin El Clan Jukebox.

Sacamos un segundo EP y fuimos cogiendo solvencia y pegada a base de tocar y tocar.

Cartas Marcadas

En 2010 queríamos dar un paso más y grabar nuestro primer LP. Nuestro segundo EP llegó a manos de uno de nuestros productores de cabecera. José Nortes había sido el productor de alguno de nuestros discos más admirados hechos en este país, como La hora de los Gigantes de Coque Malla o la Noche americana de “Quique González”. A Nortes le gustó mucho lo que escuchó y quiso trabajar con nosotros. Para finales de 2010 entramos en los estudios La Cabaña de Madrid para trabajar en lo que sería nuestro primer LP Cartas Marcadas.

Carlos Vudú y el Clan Jukebox Rock Murcia Madrid España

Presentado a finales de 2011, Cartas Marcadas, reflejaba lo que era la banda en un escenario, con un sonido netamente rockero, muy directo y enérgico. Tuvo una gran acogida por parte de la prensa especializada y recibió grandes elogios por parte de medios como Efe Eme, Mondosonoro, Ruta66, entre otros.

En 2012 y 2013 nos embarcamos en nuestra primera gira, presentando las canciones de Cartas Marcadas, que nos llevaría por todo el país. El grupo sigue ganando solvencia en directo y compartimos escenario en multitud de ocasiones con bandas como Revolver, Los Deltonos y Coque Malla.

 

 

 

Tratados de Soledad

En 2014 con un puñado de temas nuevos bajo el brazo, decidimos que es el momento de empezar a darle forma a un nuevo disco. La consigna está clara; Cartas Marcas era un disco con muchas canciones (llegamos a grabar 20), los temas estaban muy rodados en directo y así se grabó en el estudio. Ahora queríamos trabajar con un grupo menor de canciones pero queríamos poder dedicarles más tiempo a cada una, para darle el sonido y la ambientación que necesitaban. Así que nos metimos de nuevo en la Cabaña con José Nortes y grabamos una primera tanda de canciones, de la cual escogimos 3 para sacar un EP de adelanto para poder mostrar el nuevo sonido de la banda y el nuevo rumbo de las canciones.

Mientras seguimos actuando en directo, abriendo para artistas admirados, como Calamaro, Leiva y M-Clan.

Gigantes

A principios de 2015 volvemos a la Cabaña a grabar una segunda tanda de canciones. Las nuevas canciones apenas han sido tocadas por la banda, esto permite trabajar en ellas desde 0, y que Nortes pueda incidir mucho más en la producción. El resultado es Gigantes.fondo

Gigantes es un album continuista de Cartas Marcadas. No se sale por ninguna tangente, pero es cierto que muestra una producción más madurada, y el abanico sonoro de la banda, crece, dejando paso a sonidos más pop y folk.

En gigantes el medio tiempo es el protagonista, en canciones como Tratados de Soledad, Malas intenciones, Arena y sal, pero sacamos la vena rockera en Agua turbia, Cuentas pendientes, o el Rock & Roll de las cloacas, o la vertiente más acústica en temas como Uno de los nuestros o Invierno sin abrigo. En definitiva creo que es un album más dinámico y que nos hace crecer, como músicos y a mi personalmente como compositor.

La presentación de Gigantes en Murcia se realiza en el Teatro Circo con gran éxito, y también grabamos una actuación para los conciertos de Radio3.

En la segunda mitad de 2015 me embarco en una gira acústica junto a Pedro llamada “La intimidad de las bestias”, que sirva de aperitivo a la posterior gira eléctrica con banda. El resultado y la experiencia es muy enriquecedora, nos permite tocar en nuevos escenarios para nuevo público, y volvemos a sentir la sensación de tener que defender las canciones con el mínimo acompañamiento.

En 2016 nos metemos de lleno en la carretera toda la banda con la gira el Crepúsculo de los Dioses. La asociación AIE nos selecciona para el ciclo “Artistas en Ruta”. Y hacemos durante este año más de 30 fechas, en distintas ciudades de todo el país.